Gases industriales: Helio
Nombre: Helio
Fórmula Química: He
   
Laboratorios & análisis

El Helio es el más común de los gases utilizados como gas portador en Cromatografía.
En estado líquido, a -269ºC el helio es el fluido criogénico en imanes de MRI, RMN o EPR.

Espacio y Aeronáutica

El reservorio de oxígeno de la nueva generación de cohetes Ariane 5 está presurizado con un sistema de helio líquido.

Otras industrias

- Inflado de globos
- Detección de fugas
- Es utilizado en lásers de neón
- Gracias a su baja temperatura de ebullición (-269 °C o -452 °F) (próximo al 0 grado absoluto, - 273 °C), El helio es utilizado para reenfriar los imanes superconductores.

Soluciones clientes:

El helio es un gas de gran presencia en la atmósfera solar (de ahí su nombre), y aparece en estado de trazas en la atmósfera terrestre. Sin embargo, puede residir en estado fósil en los pozos de gas natural de ciertos yacimientos petrolíferos de donde se extrae por perforación de las capas profundas del subsuelo (en regiones de Estados Unidos, Argelia, Polonia...).

El helio es un gas extremadamente ligero (densidad de 0,14) y por tanto muy volátil; tiene una temperatura de ebullición muy cerca del cero absoluto. Es incoloro, inodoro, no inflamable y totalmente neutro. No tiene capacidad de soporte de vida.

¿Qué es el Helio?
Es un elemento químico gaseoso, símbolo He, número atómico 2 y peso atómico de 4.0026. El helio es uno de los gases nobles del grupo O de la tabla periódica. Es el segundo elemento más ligero. La fuente principal de helio del mundo es un grupo de campos de gas natural en los Estados Unidos.

El helio es un gas incoloro, inodoro e insípido. Tiene menor solubilidad en agua que cualquier otro gas. Es el elemento menos reactivo y esencialmente no forma compuestos químicos. La densidad y la viscosidad del vapor de helio son muy bajas. La conductividad térmica y el contenido calórico son excepcionalmente altos. El helio puede licuarse, pero su temperatura de condensación es la más baja de cualquier sustancia conocida.

¿Para qué se usa?
El helio fue el primer gas de llenado de globos y dirigibles. Esta aplicación continúa en la investigación de alta altitud y para globos meteorológicos. El uso principal del helio lo constituye el gas inerte de protección en soldadura autógena. Su mayor potencial lo encontramos en aplicaciones a temperaturas muy bajas. El helio es el único refrigerante capaz de alcanzar temperaturas menores que 14 K (-434ºF).

El principal valor de la temperatura ultra baja está en el desarrollo del estado de superconductividad, en el cual hay prácticamente una resistencia cero al flujo de la electricidad. Otras aplicaciones son su uso como gas presurizante en combustibles líquidos de cohetes, en mezclas helio-oxígeno para buzos, como fluido de trabajo en los reactores nucleares enfriados por gas y como gas transportador en los análisis químicos por cromatografía de gases.

¿¿Por qué nos cambia el tono de voz?
Es muy conocido el truco de inhalar helio y hablar: la voz sale muy aguda. La razón es la elevada velocidad del sonido en el helio; al llenar los pulmones con este gas, la frecuencia del sonido generado aumenta, haciéndose más agudo.

Existe una proporción matemática entre la velocidad y la frecuencia (tono) del sonido. Si observamos una tabla periódica, se puede apreciar que el Helio es el menos denso después del H, entonces "hace" menos resistencia a la onda. De ese modo puede desplazarse más rápido y por la relación que hay entre sonido y frecuencia, da como resultado que la frecuencia aumenta (el tono se hace más agudo).

Efectos del helio sobre la salud
Efectos de la exposición: La sustancia puede ser absorbida por el cuerpo por inhalación. Inhalación: Elevación de la voz. Mareos. Pesadez. Dolor de cabeza. Asfixia. Piel: Congelación en contacto con el líquido. Riesgo de inhalación: Si hay pérdidas en el contenedor este gas puede provocar asfixia, ya que hace disminuir el contenido de oxígeno en el aire en los lugares cerrados. Comprobar la concentración de oxígeno antes de entrar en el recinto.

"El helio puede producir hipoxia, que es muerte por falta de oxígeno”, según el médico toxicólogo Héctor Berzel, director adjunto de Redes de Salud del gobierno porteño.

Cuando el helio se utiliza para inflar globos o, incluso, para producir un tono de voz agudo, difícilmente resulta peligroso. "La cantidad de gas es muy poca y se disipa. Los casos de muerte por helio son poco frecuentes", dijo, y agregó: "El mismo mecanismo de hipoxia puede producir algún tipo de excitación, o sensación diferente, derivada de la falta de oxígeno. Algunos la producen, por ejemplo, presionando el cuello o con una bolsa. Lo que no es frecuente es que se utilice helio para producir esa sensación".

 

Hoja de seguridad

© 2012 Carbogas | Diseño web Negs